La tarjeta

La presente obra pone de manifiesto que la identidad personal de cualquier individuo en el mundo de hoy no depende tanto de quien uno crea ser, sino del documento que lo pruebe. Así, a los protagonistas de esta extraña historia, debido al simple deterioro de la banda magnética de una tarjeta de crédito, que resulta ser un “todo en uno” -de crédito, DNI, de la Seguridad Social y hasta carnet de conducir- se les llega a cuestionar su propia realidad como seres humanos: una tarjeta cuyo portador -Juanito el intrépido-, aquejado de una enfermedad incurable, comparte piso con su peor amigo -Leoncio: ruin, desleal y aprovechado gorrón-, al que mantiene con su escasa pensión de jubilado desde que este se despidiera del trabajo mucho antes de cumplir el mínimo cotizable.

La acción transcurre, precisamente, durante una trágica noche de fin de semana en la que Leoncio se ha gastado en mujeres el dinero que Juanito le confiara para medicinas de la farmacia. Y así, necesitados de la tarjeta, no pueden hacer huso de ella para sacar dinero, obtener las tales medicinas, ser atendidos en urgencias, demostrar su identidad…

Narrada literariamente de diferentes formas (y según distintos géneros) y secuenciada cinematográficamente, esta novela (experimental, sin duda) viene a suponer un paso más en el modelo estético que su autor hace años definiera como “Comedia cruel”.